La Cueva de las Minas

Están ubicadas al sur de la ciudad a un costado de la Basílica y a un kilómetro de distancia de la carretera que conduce a Honduras, existen algunos cerros del cual uno de ellos fue perforado en forma de cruz acostada de norte a sur, en las márgenes del Río Chacalapa o de los Milagros. Se cuenta que muchos recorrieron todos estos lugares en la búsqueda de una mina que fuera la salvación para poder financiar los trabajos de la Basílica ; pero por fin, subiendo y bajando y haciendo pruebas, el hallazgo salvador se encontró, se inició la perforación y la explotación de aquella mina de plata fue un hecho, cuando más lo necesitaban aquellos ilusos como un milagro salvador.

Estas grutas quedaron como un recuerdo de aquella mina de plata, que por su situación geográfica cerca de la Basílica , se les atribuyó de haberse encontrado allí al Milagroso Cristo de Esquipulas, lo que no es cierto puesto que posteriormente se encontraron los documentos fehacientes donde consta que dicha imagen fue burilada por el artífice Quirio Cataño en Antigua Guatemala, sin embargo son muchos los peregrinos indígenas de occidente, que con una mezcla de fe cristiana y tradiciones o creencias propias, llegan a visitar estas grutas, realizando sus propios ritos, queman pon y candelas, dejando hasta dinero dentro de las mismas.

En la actualidad dichas cuevas, quedaron dentro de terrenos privados, propiedad de una familia de Esquipulas, quienes han aprovechado el valor turístico que las mismas tienen y la afluencia de peregrinos, así como del río que corre por el lugar, para lo cual han instalado ” El Parque Ecológico Cueva de Las Minas” que cuenta con un Zoológico con más de 25 especies de animales, restaurante, Cancha de Basquet y Papi football, un Rancho y parqueos, cobrando una cuota por el ingreso de los turistas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
.